viernes, 4 de diciembre de 2009

Fotografia

Estoy viendo una foto, sales tu, mi mujer y sus compañeras de trabajo...... y no puedo dejar de mirarte, y realmente decaigo, me desespero... se lo que tengo que hacer, pero no me atrevo, no quiero perderlas, a ti, como amiga y a ella como mi mujer.... soy un cobarde, y asi morire.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

No es amor..

... es solo un deseo. Deseo que no me deja dormir y que no me deja pensar en otra cosa que no sea en ella. Deseo que me hace querer recorrer su cuerpo, sentirme dentro de ella, saciarme de placer bajo el movimiento acompasado de sus caderas mientras la beso interminablemente. Maravillarme con el sabor de sus senos, perderme en un recorrido interminable por su espalda, por sus piernas, por todo su ser. Sentir sus gemidos de placer, su respiración agitada, sus fragancias y mirar su rostro mientras llega al extasis arañando mi espalda.
Deseo.....

jueves, 19 de noviembre de 2009

...

Seré capaz de dar el paso con C .... en realidad no lo sé, conociendome, creo que no, pero hay algunas cosas que pasan, que fluyen, y hay que dejarlas ser, no forzarlas, y creo que esta es una de esas cosas.
Sigo obsesionado, aunque ya casi ni he visto a C, al parecer se está alejando de mi, ya que ayer, cuando tuvimos un momento a solas ni siquiera nos miramos, que pendejos..... en fin, no presionaré las teclas y dejaré que pase lo que tenga que pasar.

martes, 17 de noviembre de 2009

No sé....

No sé si algún día leeras esto, pero lo escribo para ti como una burda forma de escape a los sentimientos que me agobian el alma.
No sé si alguna vez lo sepas, pero en mas de una ocasión he cantado y escirto canciones pensando en tí y las reservo en lo mas profundo de mi alma.
No sé si alguna vez te diga que mi cuerpo me pide tu cuerpo, que ayer mientras estaba con mi mujer mis pensamientos eran tuyos y mi ser pedia que ella se convirtiera en ti.
No sé si alguna vez sepas que esta obsesión se esta transformando en locura y que me estoy desmoronando por saberte imposible.
No sé en que terminará esto, solo sé, que esta es mi vía de escape y un pequeño tributo a la obsesion en que te transformaste.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Sueños

Soñé con C... fue un sueño de aquellos, en donde tus mas obscuras fantasias salen a la luz. La tuve entre mis brazos, acaricie su cuerpo, entré en el, nos unimos y nos comprendimos. Encajamos perfectamente. Desperté cansado de fantasias para encontrarme acostado en el borde de mi cama y mi mujer a una distancia considerable... tan lejos como un par de horas antes, cuando nos fuimos a dormir. Intente retomar el sueño con C, pero ya se habia ido, quizas estaba en la mente de alguien más, o quizas, al igual que mi mujer, prefirió dormir lejos de mi.

jueves, 12 de noviembre de 2009

A

"A", es una mujer extraordinaria, excelente esposa, gran madre, y por sobretodo muy buena amiga y compañera. En los inicios de nuestra relación, me enseñó y aprendimos muchas cosas juntos. Deje toda mi vida por ella, cambié mi estabilidad por una vida incierta, que, gracias a Dios, ha sido mejor de lo que esperaba. Ella me dió una hija, que es la luz de mis ojos, mi tesoro y mi verdadera razón de vivir. Lamentablemente, nada es para siempre, y ese amor desbocado que nos unió en su momento, hoy es un gran cariño y una unión obligada por las responsabilidades. Lo hemos sabido sobrellevar, pero creo que ambos sabemos, que en algun momento, esto tiene que acabar. Ojala que cuando llegue ese momento, seamos lo suficientemente maduros como para quedar en buenos terminos, y que se mantenga este cariño tan grande que nos tenemos y que hace soportable la vida que nos hemos visto obligados a llevar.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Un día mas

No me anime... quise hacerlo, pero no hallé las palabras para retomar aquella conversación en la que le exprese el deseo que siento por ella, y es que ya no puedo ser el mismo que era cuando estoy con ella.... me cohibe su presencia, me desarma su seguridad ante mi. Ella como si nada me relata sus guerras ganadas y sus nuevos senderos, sin darse cuenta (o tal vez si..) que muero por estar en sus relatos.... crear un historia juntos, una historia de infidelidad y de pasión, de locura y de emoción. No sé..... tal vez sea lo mejor, al menos de esta manera puedo contar con su presencia en mi vida, y siempre podré tenerla en mis sueños.

martes, 10 de noviembre de 2009

Hoy la veré

Me pidió que la acompañara a buscar a sus hermanas..... y estoy nervioso.... no queria verla por ahora, y mucho menos estar a solas con ella.... no se como voy a reaccionar ni que voy a hacer. Siento ganas de hablarle sobre lo que paso, pero me da panico... parezco un niño pequeño.

Pese a todo, es genial volver a sentirse asi después de tanto tiempo.

Celos?

Llevo 2 dias evitando tener cualquier encuentro con ella (C), aunque esporadicamente la he visto en el punto de encuentro que tiene con mi mujer. Tuve la tentación de pasar por ahí y esperarla un momento para saludarla.... también he tenido el deseo de llamarla, o de enviarle un mensaje de texto, pero me he controlado por que no quiero que ella se sienta, de alguna manera, presionada por mi.
Hoy, como mencione antes, la ví esporadicamente, "C" estaba conversando con un sujeto y tuve una sensación de desconsuelo y me senti, increiblemente, celoso. Obviamente no tengo motivos para estarlo, yo soy un hombre casado, y ella es una mujer soltera, que además, nunca ha demostrado el menor indicio de interes hacia mi... excepto aquella noche, la noche de "La confesión" en que mientras yo acariciaba su rostro y mis ganas se ocultaban en palabras, su respiración sonaba cada vez más agitada.... mi minuto de gloria, mi unica "batalla ganada". Al parecer es mas que suficiente para hacer crecer en mi estos celos hacia un desconocido.

lunes, 9 de noviembre de 2009

La confesión

Lo hice, se lo confesé, casi todo, claro esta. "No soy tonta, yo me doy cuenta", esa fue su respuesta, y mis deseos se volvieron insoportables. Los pude controlar en gran medida, ya que no era el momento, ni mucho menos el lugar para intentar cualquier otra maniobra que no fuera la simple conversación. Eso si, pude acariciar sus manos y su rostro, una y otra vez, y estuve muy cerca de sus labios cuando besé su mejilla.
Me sentía en el cielo, parte de mi lograba lo que quería... expulsar de mi organismo esta sensación y acabar con el silencio obligado de tener una especie de obsesión con la mejor amiga de mi esposa.